15
Nov

On November 10th 2011, IE held the event “Discover Business Opportunities”.

The conference was led by Rafael Fernández-Almagro Lozano (EXMBA). He graduated from IE exactly 20 years ago and described the master as the most intense but enjoyable moment of his education. Rafael Fernández-Almagro also graduated from the E.T.S.I.I.M as an Industrial Engineer and has developed his professional career in various companies. He began providing professional advice for entrepreneurs more than 4 years ago.

The presentation was split into two-parts; the first part was theoretical, whilst the second part was more practical and open to the audience to share their ideas.

Rafael stressed that all business opportunities must be based on customer needs and satisfaction. A “good product” does not necessarily lead to the possibility of doing business; a good product is a product that satisfies clients’ needs, rather than a product that boasts the latest technologies. In order to support his point, Rafael explained the types and levels of needs of clients or consumers.

On a practical level, Rafael spoke about the “sources” of needs (highlighting, among others, changes); the “geography” of needs (with regards to territorial segmentation of the market); the skills needed to discover needs and the “strengths” required by an entrepreneur in order to discover them.

El pasado día 10nov11 se impartió la ponencia “Descubrir Oportunidades de Negocio”.

El ponente, Rafael Fernández-Almagro Lozano, es un Antiguo Alumno del “Executive M.B.A.” de nuestra Escuela; como él mismo recordó en su presentación se cumplen ahora justo 20 años desde que cursó el Master y recuerda aquel curso como la etapa mas intensa pero, a su vez, mas feliz de su formación académica. Rafael Fdez-Almagro es, por otra parte, Ingeniero Industrial por la E.T.S.I.I.M., ha desarrollado su carrera profesional en varias empresas y desde hace cuatro años se dedica al asesoramiento a emprendedores.

La ponencia tuvo dos bloques diferenciados. El primero de ellos de carácter más teórico y el otro de exposición de ideas de sentido práctico.

Se insistió en que una oportunidad de negocio debe basarse ineludiblemente en la satisfacción de necesidades de los clientes, frente a la idea muy extendida  de que disponer de un “buen producto” implica la posibilidad de hacer negocios; un buen producto, ahora sin comillas, es aquel que satisface necesidades de los clientes, no aquel otro que tiene unas características técnicas destacadas. Para reforzar este principio se expusieron los conceptos de tipos y niveles de necesidades que tienen los clientes o consumidores.

A nivel práctico, se habló, entre otras, de la “fuentes” de necesidades (destacando, entre ellas, los cambios); la “geografía” de las necesidades (en el sentido de la segmentación territorial del mercado); las habilidades para descubrir necesidades y las “fortalezas” con las que debería contar el emprendedor para descubrirlas.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar