8
Jun

Valencia (30-5-12).- El conseller de Economía, Industria y Comercio, Máximo Buch, ha destacado que “la política industrial de los próximos años va a ser fruto del consenso entre agentes económicos y sociales y la Administración que diseñaremos la estrategia que se debe seguir a medio y largo plazo para alcanzar una economía fuerte enla Comunitat Valenciana”.

En este sentido, ha señalado que la función de la Generalitat “debe ser la de sintetizar las ideas, eliminar obstáculos y facilitar la ejecución de las actuaciones propuestas por la propia sociedad civil”.

Buch ha realizado estas declaraciones durante su intervención en el encuentro organizado por la Asociación de Antiguos Alumnos de IE Business School de Valencia, en el que ha pronunciado la conferencia Retos en la economía valenciana 2020.

El conseller ha indicado que uno de los objetivos que se han marcado su Departamento es “adaptar la EPI a las perspectivas financieras de la Unión Europea y la Estrategia 2020, para lo que es fundamental la implicación de toda la sociedad”.

En este sentido, ha señalado que la reunión celebrada ayer del Observatorio de la Industria y los Sectores Económicos, en el que participaron representantes de los diferentes sectores económicos y sociales, “sentó las bases de esta colaboración necesaria para fijar las medidas necesarias que contribuyan a estimular la productividad a medio y largo plazo y fomentar nuevas actividades de mayor valor añadido capaces de generar empleo sostenible”.

Asimismo, Buch ha resaltado que la Generalitat también está actuando con medidas a corto plazo, tanto de ahorro en el sector público como de impulso al sector privado “que permitan dinamizar la actividad empresarial e innovadora y asegurar la estabilidad”.

En concreto se ha referido al Plan de Incentivos 2012, presentado la pasada semana por el President Fabra, que contempla un presupuesto de 155,4 millones de euros este año para reactivar los sectores industriales, modernizar el comercio, apoyar a los emprendedores, impulsar la I+D+i, aumentar la eficiencia energética y potenciar la internacionalización de las empresas.

En cuanto a las medidas de ajuste, Buch ha explicado que el nuevo Mapa de entidades públicas, que estará culminado el 31 de diciembre, supondrá la reducción del número de entes de 66 a 18 más 5 sociedades mercantiles con participación minoritaria de la Generalitat, que se agruparán en 6 áreas de actividad.

Apuesta por la formación

Por otra parte, el conseller ha destacado “la importancia que tiene, hoy más que nunca, que las empresas cuenten con profesionales altamente cualificados para poder afrontar los cambios y las constantes necesidades de adaptación a los mercados, ya que sólo así se garantiza la permanencia en un entorno cada vez más exigente”.

Así, ha resaltado la labor de entidades como el IE Business School, “ya que una buena formación constituye un factor fundamental para que las empresas y PYME ganen en competitividad y, de esta forma, contribuir a la reactivación de la economía”.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar