18
Oct

El pasado jueves 4 de octubre el IE albergó la conferencia “¿Por qué debe preocuparnos qué ocurrió en la Edad Media a los hombres y mujeres del siglo XXI?” realizada por el medievalista Eduardo Manzano, Director del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC. Durante su ponencia de una hora analizó, de una manera interactiva y con ayuda de las nuevas tecnologías, los tópicos con los que se relaciona la Edad Media.  Así mismo también  demostró, mediante argumentos y ejemplos, cómo no es un campo anclado en el pasado sino que, todo lo contrario, cómo apuesta por la multidisciplicinaridad para avanzar hacia una historia global. Finalizó su exposición haciendo un breve recorrido a los últimos descubrimientos en su materia.

El ponente comenzó citando las declaraciones realizadas en el 2003  por el antiguo ministro de educación británico Charles Clarke, quien afirmaba que no creía que hubiera razón alguna para que el estado tuviera que pagar a los medievalistas dado que éste sólo debía financiar cosas que tuvieran una clara utilidad. El conferenciante utilizó estas declaraciones como reflejo de una corriente muy extendida entre nuestra sociedad actual y utilizó como ejemplo el hecho de que las humanidades no figuran el la Agenda 2020 de la Unión Europea para reafirmarse. Identificó cuatro razones que explican la falta de atractivo de la Edad Media: Genera indiferencia entre el público, se asocia con una narración, es una época en la que es poco probable que surjan grandes innovaciones y, finalmente, debido a que el gremio de medievalistas ha tendido a ser endogámico.

Para refutar estos estereotipos el ponente hizo uso de las nuevas tecnologías. Sorpréndete resultó la comparación entre el Robín Hood de Errol Flint en los 30 con el de Russell Crowe del Siglo XXI. Mediante este ejercicio constató cómo nuestro conocimiento histórico ha avanzado muchísimo en menos de un siglo, el vestuario es un simple ejemplo de este cambio. La Edad Media antes se concentraba en Europa Occidental cuando hoy en día “la historia Medieval actual se está descentralizando de Europa y se está centrando en civilizaciones como la china y la árabe”. También lamentó la pérdida de relevancia en el mundo académico de su especialidad, aunque en España nunca había llegado a cuajar, sí que existió una época dorada por ejemplo en Francia durante las décadas de los 60 y 70, pero actualmente sólo queda la escuela británica apoyada por la reputada BBC, haciendo trabajos como “The battle of Hastings”.

El tercer bloque se dedicó a los últimos trabajos dentro de su área, tanto estudios de campo como de investigación. Entre los primeros destacó lo que él mismo ha realizado en el yacimiento arqueológico de Medina Azahara, donde gracias a recientes exploración en sus necrópolis se han podido desmontar mitos como que árabes y cristianos no se enterraban juntos o curiosidades como que los árabes yacían de costado y los cristianos boca arriba. En el campo científico destacó el proyecto Orbis, realizado por Stanford, el cual simula las rutas de comunicación utilizadas en el imperio romano tomando en cuenta múltiples variables.

El Dr. Manzano cerró la conferencia resaltando la importancia para el medievalismo del turismo cultural, como demuestra cada año el creciente éxito del Camino de Santiago. No obstante, también advirtió cómo aún debemos prepararnos para recoger sus beneficios, utilizando como ejemplo a Medina Azahara donde, a pesar de recibir un considerable número de visitas de países musulmanes, todavía no se han adecuado guías a sus idiomas. El ponente terminó sentenciando que “la edad media es un pozo de conocimiento que sigue generando conocimiento”.

On Thursday the 4th of October, IE hosted the conference “Why should we be concerned with what happened to men and women in the Middle Ages in the 21st century?” It was led by the medievalist Eduardo Manzano, Director of the Center for Human and Social Sciences at CSIC. He spent an hour analyzing, with the help of new technologies, topics related with the Middle Ages. He demonstrated that the field is not stuck in the past; on the contrary it is a multi-disciplined commitment. He concluded the presentation with a brief summary about the latest findings.

Eduardo began by quoting a statement made by the former British Education Minister, Charles Clarke, in 2003. Charles did not think that there was any valid reason for the state to pay medievalists, since it should only fund things that are considered useful. He used this statement to reflect upon current opinion, using as an example the fact that the humanities are not listed on the European Union 2020 Agenda. He identified four reasons to explain the lack of interest in the Middle Ages; it generates indifference among the public, it is associated with fiction, there were no major innovations and the medieval profession is considered endogamous.

In order to refute these stereotypes, Eduardo made use of new technologies and made a surprising comparison between the Robin Hood of Errol Flint in the 30s with the Russell Crow version. By means of this exercise he demonstrated that our historical knowledge has advanced dramatically in less than a century, the costume differences are a simple example of this change. The Middle Ages were previously concentrated in Western Europe but “current medieval history is being decentralized and focusing on the Chinese and Arabic civilizations.” Eduardo regrets his specialty’s loss of relevance in the present academic world, although Spain was not included there was a golden age in France during the 60s and 70s, but it is currently only supported by British schools with the help of the BBC, doing jobs such as “The Battle of Hastings”.

The closing chapter of the conference was dedicated to the latest field and research findings. Eduardo highlighted the Medina Azahara site, where thanks to recent research into the necropolis myths they have concluded that Arabs and Christians were not buried together, and Arabs were not buried on their sides and Christians face-up. He also spoke about the Orbis project, conducted by Stanford, which simulates the communication paths used by the Roman Empire by taking into account different variables.

Dr. Manzano concluded the conference by highlighting the importance of cultural tourism associated with the Middle Ages, as demonstrated by the ever-growing success of the Camino de Santiago. There is still a long way to go in order to reach the standard of the Medina Azahara example; despite receiving a considerable number of visitors from Muslim countries there are no guides available in Arabic. He finished by saying that “the Middle Ages is a well of knowledge that continues to generate comprehension.”

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar