Entradas Etiquetadas con ‘Constelaciones organizacionales’

10
Nov

El tema de las constelaciones organizacionales tiene un toque estelar y, en cierto modo, ajeno a los problemas mundanos que nos rodean cada día de nuestras vidas. No obstante, les sorprenderá lo práctica y aplicable que puede resultar esta herramienta para el cambio en la gestión de su entorno profesional o personal. IE HR Club organizó un taller, el pasado 25 de Octubre, al cual asistieron más de 25 personas, para presentar a los estudiantes y a los antiguos alumnos esta técnica de desarrollo organizativo relativamente nueva:  las constelaciones organizacionales.

Empecemos por los conceptos básicos:

  • una constelación es un sistema (no debe sorprendernos, el inventor de la metodología es alemán…);
  • sus raíces se remontan a los métodos tribales para resolver problemas, es intuitivo y se basa en las relaciones personales;
  • las organizaciones se rigen mediante las leyes de un sistema familiar, las leyes del «toma y daca».
  • el concepto de pertenencia es crucial: ¿quién pertenece a una constelación concreta? La principal diferencia entre una organización y una familia es que, a diferencia del parentesco, la pertenencia a otras estructuras sociales es voluntaria;
  • «la ley del silencio». La confidencialidad es fundamental para estar seguros de que existe suficiente confianza entre los participantes para poner en marcha el flujo de energía.

Tras una breve introducción teórica, pasamos a lo más interesante: trazar nuestras propias constelaciones utilizando símbolos concretos para los hombres, las mujeres y los eventos. La característica clave de la imagen (la «radiografía») está en la dirección en la que miran los miembros de la constelación. Se le pidió a uno de los participantes que dibujase una imagen en la pizarra y, a continuación, se le pidió que sustituyese las figuras dibujadas en la pizarra por personas reales de la clase, asegurándose de que ocupasen exactamente la misma posición que en el dibujo.

El siguiente paso consistió en preguntar a los «modelos» cómo se sentían en esas posiciones, permitiéndoles después intercambiar puestos para que se sintiesen más cómodos. Esto sentó las bases de un diálogo constructivo en torno a los problemas reales dentro del equipo, incluso aunque ninguno de los «modelos» estuviera familiarizado con la situación. Así se demostró que el concepto realmente funcionaba y los participantes se sorprendieron sinceramente por la energía creada por este ejercicio aparentemente sencillo.

Esto puede servir como fase inicial del coaching de grupos. Existen numerosas variantes del enfoque y se pueden añadir nuevos elementos al sistema (por ejemplo, un cliente o una tarea). Lo que hay que entender es que cada persona tiene una perspectiva propia sobre lo que ocurre en la organización y nadie tiene la imagen global. Por consiguiente, las constelaciones organizacionales son otra herramienta para formar una visión compartida en una empresa… una tarea que muchas no consiguen culminar.

Seguir leyendo…

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar